jueves, 15 de septiembre de 2011

Tubercolosis de la Vid

Agrobacterium, potra o tubercolosis. Agrobacterium tumefaciens (Smith y Town) Conn.



¿Qué es la Tubercolosis de la Viña?

Es una enfermedad producida por la bacteria Agrobacterium tumefaciens. Es hoy en dia muy problemática al estar presente en muchos suelos vitícolas como saprofítica. Al realizar una nueva plantación puede penetrar en la vid y puede transmitirse de forma rapida y producir la muerte de un importante número de cepas en las plantaciones nuevas, ya que al tener un ciclo complejo, es muy difícil controlarla eficientemente.

¿Cuáles son los Síntomas y Daños de la Tubercolosis de la Vid?

Esta bacteria hiperplástica, que afecta especialmente a la madera, produce proliferación de tejidos que dan excrescencias y tumoraciones mas o menos rugosas y en rosario que conducen a desgarros de sarmientos y a anillados del sistema conductor que pueden producir la muerte de parte o toda la cepa afectada. Si la cepa es joven se puede morir entre los 3 y 6 años de su plantación.
Menos daños ocasiona si afecta ya a cepas adultas, puesto que éstas, aunque manifiestan amarilleos foliares sistémicos y aparece corrimiento de flores, las cepas no suelen morir aunque si pierden mucha productividad y sus producciones se debilitan mucho, aunque en ocasiones los daños no progresan o lo hacen muy lentamente, aunque evidentemente la producción de estas cepas siempre resulta resentida.

¿Cómo se puede controlar la Agrobacterium tumefaciens de la vid?

Dado que este control es muy difícil una vez establecida la patología debe evitarse el empleo de material afectado de esta bacteriosis en la multiplicación , utilizando siempre material vegetal sano y certificado y eliminando, lo mas rapido posible, la madera y cepas afectadas de las plantaciones, asi como cuidando la poda de las cepas infectadas ya que esta bacteria puede penetrar a traves de las heridas de poda y transmitirse a traves de los instrumentos de poda.

Como control directo puede emplearse la cepa K-84 del Agrobacterium radiobacter que no es patógeno y se comporta como competencia de A. Tumefaciens.

El control químico puede basarse en la desinfección tras la adecuada poda, con derivados del cobre, con oxiquinoleina o con sulfato de hierro o mediante el empleo de un mastic que contiene tetraciclinas. 


Evidentemente ninguno de estos productos son todo lo eficientes que deberían ser, como ocurre también en los tratamientos contra los hongos de la madera, pero ayudan a controlar la enfermedad y alargar la vida de las viñas.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Escribe aquí tu opinión, consulta o comentario.